A los envases rígidos de productos fitosanitarios se les debe realizar el triple lavado e inutilizarlos, inmediatamente desocupados.

 

Posteriormente los envases deben ser entregados al Programa Campo Limpio, para lo cual existen centros de recepción fijos y puntos de recepción móviles, distribuidos de Arica a Coyhaique.

 

Los envases que llegan a Campo Limpio, previo a su recepción,  son inspeccionados para verificar que estos cumplen con los requisitos de ingreso al Programa.

 

Campo Limpio emite un registro de cada recepción de envases, documento solicitado por las Autoridades de Salud y Agricultura para demostrar un correcto manejo de envases vacíos, así como también por las Certificadoras de BPA.

Luego los envases plásticos recepciondos por el programa son chipeados o compactados para su posterior entrega a destino final autorizado.