Agricultores y empresas de la zona entregaron al Programa Campo Limpio más de 3 mil envases vacíos de fitosanitarios y fertilizantes foliares con triple lavado. Se destinarán a reciclaje o valorización energética.

Diciembre 2018. Unos 1.700 kilos, equivalentes a 3.200 envases de productos para la protección de cultivos, fueron recolectados en el reciente operativo de recepción que el Programa Campo Limpio realizó en Pirque. De este modo, la comuna duplica lo recuperado el año anterior en la zona.

La actividad, organizada por la Comisión Provincial de Plaguicidas, contó con la colaboración de distintos servicios públicos, como la Gobernación, Seremi de Salud, Indap, Prodesal y el Municipio de Pirque, entre otros. Gracias a este trabajo conjunto, en coordinación con el Ministerio de Salud y el de Agricultura, se logra generar conciencia respecto a la necesidad de manejar y eliminar de manera adecuada estos envases, para cuidar de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente.

Así lo recalcó Julio Gómez, jefe de la Oficina Provincial Cordillera de la Seremi de Salud, señalando que "se debe entender que los plaguicidas son veneno y, por lo tanto, se tienen que aplicar de forma controlada en el campo. Sin embargo, siempre van quedando residuos en sus envases, por lo que resulta fundamental retirarlos de manera adecuada".

Satisfecho por el éxito alcanzado en esta campaña efectuada en Pirque, el encargado del Programa Campo Limpio, Armin Clasing, agregó que es muy importante la participación de los agricultores en este tipo de actividades, ya que "al recibir los envases vacíos, limpios con triple lavado, los datos de las agrícolas que los entregan son ingresados junto con el tipo y tamaño de los recipientes. Luego, se les otorga un certificado que deben presentar a las autoridades sanitarias al momento de la inspección de sus labores".

La iniciativa de recepción de envases "es muy útil, porque se nos acumulan todos los días", añadió un agricultor de la zona, agradeciendo la posibilidad de entregarlos y así evitar que permanezcan acopiados, botados en los predios o que sean usados de forma incorrecta.

Una vez recolectados por el Programa Campo Limpio, los envases fueron chipeados o compactados para ser destinados al reciclaje o valorización energética

El Programa Campo Limpio es una solución ambiental para los envases vacíos de fitosanitarios y fertilizantes foliares que se utilizan en la agricultura y que se apega a la normativa legal vigente. Inició su funcionamiento el año 2001 en la Región Metropolitana y, actualmente, funciona de Arica a Coyhaique, a través de centros fijos y puntos móviles. La recepción de envases es gratuita y a todo usuario. Campo Limpio responde al compromiso que tiene la industria de la protección de los cultivos con el desarrollo de una agricultura sustentable.